HOJA DE VIDA

Lo que usted debe saber de Dionisio Vélez

Dionisio Fernando Vélez Trujillo es un empresario cartagenero de 38 años de edad, quien preocupado por la situación de desigualdad social y el rezago económico que vive su ciudad, decidió hacer un alto en su exitosa carrera profesional al frente de sus compañías, para ser Alcalde de Cartagena, un cargo desde el cual pretende gerenciar con autoridad los recursos de una capital que lo tiene todo para ser una de las mejores de Colombia.

Dionisio Vélez Trujillo es administrador de empresas, especializado en finanzas y en gerencia de instituciones de educación superior. Está casado con la abogada barranquillera María Victoria Donado, de cuya unión han nacido Sandra, Dionisio Jr. y Estefanía.

A pesar de haber sido un estudiante aplicado, su real vocación desde siempre fue la creación de empresas. Desde muy joven se inició en el mundo de los negocios distribuyendo fritos en las cafeterías de diferentes colegios de la ciudad. Desde entonces son innumerables las compañías exitosas que tienen su sello.

Antes de emprender la campaña hacia la Alcaldía, el último cargo que ocupó fue como vicerrector de desarrollo institucional  de una reconocida institución de educación superior de Cartagena, un cargo que le permitió vivir de cerca las grandes dificultades que tienen los jóvenes cartageneros para poder educarse.

Fue justo en ese cargo desde el cual fue actor principal del programa Ceres, que lleva educación superior de calidad a los barrios más vulnerables. En ese ejercicio tuvo un contacto cercano con las comunidades, lo cual le despertó la sensibilidad como para querer ayudar a la ciudad en la que crecerán sus hijos.

Es hijo de Dionisio Vélez White y de Sandra Trujillo de Vélez y proviene de una familia reconocida por su vocación de servicio. Entre sus antepasados se cuenta a la señora Ana María Vélez de Trujillo, una dama cartagenera recordada en muchos barrios por su trabajo incansable a favor de las clases menos favorecidas.

Su visión es una ciudad próspera con oportunidades para todos, que sea amable para la gente y abierta a la inversión privada, con una infraestructura adecuada y en un ambiente seguro y tranquilo en el que pueda consolidarse un desarrollo sostenible.